La Detección de Múltiples Especies Patógenas en la Saliva Se Asocia con Infección Periodontal en Adultos

RESUMEN

Investigamos si ciertas especies bacterianas y sus combinaciones en la saliva pueden usarse como marcadores de periodontitis. En 1,198 sujetos, la detección de múltiples especies, en lugar de la presencia de un determinado patógeno, en la saliva se asoció con periodontitis determinada por el número de dientes con bolsas periodontales profundas.

La periodontitis, infección de los tejidos que sostienen los dientes, es el resultado de la acumulación de placa bacteriana patógena en y por debajo del margen gingival (12). La composición de la comunidad de placas dentales juega un papel central en la etiología de la periodontitis (7, 11, 15). Los principales patógenos periodontales son Aggregatibacter (anteriormente Actinobacillus) actinomycetemcomitans, Porphyromonas gingivalis, Prevotella intermedia, Tannerella forsythia (anteriormente forsythensis), Campylobacter rectus y Treponema denticola (2, 7, 22). En la placa subgingival, P. gingivalis, T. forsythia y T. denticola tienen la relación más fuerte con la destrucción del tejido periodontal (16).

La presencia de patógenos en sitios subgingivales de periodontitis temprana y avanzada y en el periodonto sano se ha estudiado previamente (1, 6, 16, 17, 22), mientras que las tasas de transporte natural de patógenos periodontales en la saliva son poco conocidas. Recientemente, en un estudio poblacional de adultos finlandeses, demostramos que distintas bacterias periodontales tienen diferentes perfiles de transporte dependiendo de la edad, el nivel educativo y el estado periodontal de los sujetos (9). El transporte salival de patógenos periodontales resultó ser común: de los seis patógenos periodontales examinados, al menos uno se encontró en el 88% de los sujetos (9). Dado que las principales bacterias periodontales se encuentran comúnmente en adultos, una combinación de bacterias patógenas en la saliva puede representar un marcador de enfermedad. El objetivo del presente estudio fue investigar si la saliva, un material de muestras recolectables de forma fácil y no invasiva, puede usarse para fines de diagnóstico de la periodontitis.

Los sujetos del estudio pertenecen a una Encuesta nacional de Exámenes de Salud de 2000 basada en la población, coordinada por el Instituto Nacional de Salud Pública (KTL), Finlandia (http://www.ktl.fi/health2000/index.uk.html/). Todos los protocolos fueron aprobados por los comités de ética institucional. Los métodos y el reclutamiento de pacientes se han publicado previamente (9). El presente estudio incluye datos de 1.198 sujetos dentados, pertenecientes a la muestra del sur de Finlandia (n = 2.616), de los que se disponía de datos clínicos sobre el examen de salud bucal y datos microbiológicos sobre bacterias salivales (9).

El número de dientes (todos los dientes y restos de dientes) y el número de dientes con enfermedades periodontales (excluidos los terceros molares) determinados por tener profundidades de sondeo de ≥4 mm y ≥6 mm fueron registrados por un dentista especialmente capacitado. Los antecedentes de tabaquismo y el nivel de educación se recopilaron mediante entrevistas (9). Se extrajo ADN bacteriano de muestras de saliva (9) y se detectaron por PCR seis patógenos periodontales, A. actinomycetemcomitans, P. gingivalis, P. intermedia, T. forsythia, C. rectus y T. denticola, se realizó utilizando cebadores específicos de especie (3, 13, 20) como se describió anteriormente.

Debido a la distribución sesgada de las variables de resultado, se utilizó una prueba no paramétrica (análisis de varianza de Kruskal-Wallis) para analizar las diferencias de medias en diferentes números de patógenos. El riesgo relativo (RR) y el intervalo de confianza del 95% (IC del 95%) se estimaron utilizando modelos de regresión de Poisson. Las variables de desenlace incluyeron el número de dientes con DPP ≥4 mm y ≥6 mm. Se utilizaron como variables independientes el número de especies, la presencia de patógenos y sus diversas combinaciones, además de la edad, el sexo, los antecedentes de tabaquismo y el nivel de educación de los sujetos. En los análisis se utilizó el paquete estadístico SUDAAN para tener en cuenta el muestreo por conglomerados en dos etapas.

La Tabla 1 muestra las características de 1.198 sujetos del estudio. El número de las seis especies periodontales estudiadas en saliva se asoció con el número de dientes con DPP de ≥4 mm y ≥6 mm (P < 0,001) (Tabla 2). Entre las mujeres que nunca habían fumado, el mayor número de patógenos se asoció con el mayor número de dientes con DPP ≥4 mm (datos no mostrados). No se hicieron observaciones tan claras con hombres y mujeres que fumaban a diario. La Figura 1 muestra porcentajes de sujetos con ciertas especies bacterianas o diferentes combinaciones bacterianas. Las asociaciones entre la presencia de ciertos patógenos, solos o en cualquier combinación, y el número de dientes con bolsas profundas se muestran en la Tabla 3. Después del ajuste, el transporte de P. gingivalis, a pesar de la presencia de otras especies, se asoció significativamente con la presencia de DPP ≥6 mm (Tabla 3). La asociación de combinaciones bacterianas específicas (de dos o tres patógenos) con DPP de ≥4 mm (Fig. 2A) fue similar a los resultados con DPP de ≥6 mm (Fig. 2B). Varias combinaciones de cuatro, cinco y seis patógenos se asociaron significativamente con la aparición de bolsas más profundas, pero se omitieron porque el número de especies bacterianas, en lugar de la presencia de ciertas especies, resultó ser importante.

Por primera vez, en la presente muestra de 1.198 adultos finlandeses dentados, reportamos que el transporte salival de múltiples especies bacterianas periodontales está asociado con periodontitis a nivel poblacional. La saliva es una muestra de diagnóstico representativa para una visión general de la microbiota oral, ya que las bacterias de varios sitios y superficies de la cavidad oral se encuentran en la saliva y los enjuagues bucales(4, 8, 10, 19, 21). Por ejemplo, se ha detectado A. actinomycetemcomitans en saliva no estimulada sin diferencia estadística con las muestras subgingivales agrupadas (5). El muestreo de curetas subgingivales es un método reproducible y fiable para estudiar las proporciones de bacterias en biopelículas periodontales (18). Sin embargo, esta técnica requiere una persona con educación/experiencia periodontal para seleccionar sitios subgingivales representativos del estado periodontal, mientras que la saliva se puede recolectar fácilmente y con menos tiempo en la cita de un higienista dental o enfermera. Como muestra fácil y no invasiva, la saliva ofrece un excelente material de muestra para grandes estudios poblacionales de salud periodontal o transporte de patógenos periodontales.

La detección de múltiples especies patógenas en la saliva, en lugar de la presencia de un solo patógeno en la saliva, se asoció con la periodontitis en nuestro estudio. Aunque ninguna combinación específica estuvo significativamente más relacionada con la enfermedad que otras, A. actinomycetemcomitans, P. gingivalis, T. forsythia y T. denticola, especies que han demostrado previamente tener la relación más fuerte con la descomposición periodontal (2, 16), también fueron los principales actores en las combinaciones bacterianas actuales asociadas con la enfermedad. Ciertas combinaciones en la saliva se asociaron con el número de dientes con bolsas más profundas, pero no tan fuertemente como se ha informado para muestras subgingivales(3, 6, 16, 19, 22). Esto puede explicarse en parte por la ubicación geográfica; se ha encontrado que los perfiles microbianos subgingivales difieren en los sujetos de Europa y América del Norte y del Sur (6). En un estudio reciente, utilizando un método de PCR múltiple para detectar la presencia subgingival de A. actinomycetemcomitans, P. gingivalis y T. forsitia en pacientes con periodontitis, los sujetos con un solo patógeno tenían una enfermedad más grave que los sujetos con dos o tres patógenos, lo que sugiere que las interacciones bacterianas positivas y negativas son importantes en las biopelículas periodontales (14).

Nuestro objetivo era averiguar si la saliva se puede usar para fines de diagnóstico de la periodontitis. El muestreo salival y la técnica de PCR permiten una rápida identificación de bacterias periodontales. En nuestra población de estudio, sin embargo, hubo muchas distinciones entre sujetos de diferentes edades, sexos y hábitos de comportamiento, como el tabaquismo, y no se pudo establecer un marcador de enfermedad específico. Sin embargo, las asociaciones encontradas en nuestro estudio transversal entre el número de especies y las bolsas periodontales fueron fuertes, lo que sugiere posibles marcadores predictivos de periodontitis y alienta la realización de estudios longitudinales adicionales. El presente estudio en una población adulta indicó que, más que la presencia de ciertos patógenos periodontales o combinaciones específicas, el número de especies patógenas en la saliva se asocia con signos clínicos de periodontitis.

iv xmlns:xhtml=”http://www.w3.org/1999/xhtml FIG. 1.

Porcentaje de sujetos con patógenos periodontales o diferentes combinaciones bacterianas en la saliva en la población del estudio (n = 1.198). Las especies bacterianas estudiadas son Aggregatibacter actinomycetemcomitans (Aa), Campylobacter rectus (Cr), Porphyromonas gingivalis (Pg), Prevotella intermedia (Pi), Treponema denticola (Td) y Tannerella forsythia (Tf).

FIG. 2.

RR con IC del 95% para la presencia de dientes con DPP de ≥4 mm (A) y ≥6 mm (B) en combinaciones de dos o tres patógenos en la saliva (n = 1.198). Se hicieron ajustes por edad, sexo, educación, número de dientes y hábitos de fumar de los sujetos. Las especies bacterianas estudiadas son las descritas en la leyenda de la Fig. 1.

la Vista de esta tabla:

  • Ver en línea
  • Ver popup
la TABLA 1.

características Básicas de los sujetos de estudio (n = 1,198)

la Vista de esta tabla:

  • Ver en línea
  • Ver popup
la TABLA 2.

la Distribución de los sujetos (n = 1,198) y el número promedio de dientes con profundizado en los bolsillos por el número de periodontal speciesc

la Vista de esta tabla:

  • Ver en línea
  • Ver popup
la TABLA 3.

La relación de ocurrencia de especies patógenas con dientes con bolsas periodontales explicada mediante modelos de regresión de Poisson en sujetos del estudio (n = 1.198)

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos a la organización Health 2000. Tiina Karvonen y Pirjo Nurmi son reconocidas por su asistencia técnica.

El trabajo bacteriano ha recibido apoyo financiero de la Academia de Finlandia (subvención 78443 a E. K., subvención 209152 a S. P., y subvenciones 211129 y 118391 a P. J. P.). El examen de salud bucal fue apoyado en parte por la Sociedad Dental Finlandesa Apollonia y la Asociación Dental Finlandesa.

NOTAS A PIE DE PÁGINA

      i xmlns: hwp = “http://schema.highwire.org/Journal Recibido el 20 de septiembre de 2008. i xmlns: hwp = “http://schema.highwire.org/Journal Devuelto para modificación el 1 de noviembre de 2008. i xmlns: hwp = “http://schema.highwire.org/Journal Aceptado el 7 de noviembre de 2008.
  • Copyright © 2009 Sociedad Americana para la Microbiología
  1. 1.A
    Aas, J. A., B. J. Paster, L. N. Stokes, I. Olsen, and F. E. Dewhirst.2005. Definición de la flora bacteriana normal de la cavidad oral. J. Clin. Microbiol.43:5721-5732.

  2. 2.Academy
    Academia Americana de Periodoncia.1996. Informe de consenso. Enfermedades periodontales: patogénesis y factores microbianos. Ana. Periodontol.1:926-932.

  3. 3.Ash
    Ashimoto, A., C. Chen, I. Bakker y J. Slots.1996. Detección de reacción en cadena de polimerasa de 8 patógenos periodontales putativos en placa subgingival de lesiones de gingivitis y periodontitis avanzada. Microbiol Oral. Inmunol.11:266-273.

  4. 4.Bou
    Boutaga, K., P. H. Savelkoul, E. G. Winkel, and A. J. van Winkelhoff.2007. Comparación de muestreo bacteriano subgingival con lavado oral para la detección y cuantificación de patógenos periodontales por reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real. J. Periodontol.78:79-86.

  5. 5.Cort
    Cortelli, S. C., M. Feres, A. A. Rodrigues, D. R. Aquino, J. A. Shibli, and J. R. Cortelli.2005. Detección de Actinobacillus actinomycetemcomitans en saliva no estimulada de pacientes con periodontitis crónica. J. Periodontol.76:204-209.

  6. 6.Ha
    Haffajee, A. D., A. Bogren, H. Hasturk, M. Feres, N. J. Lopez, and S. S. Socransky.2004. Microbiota subgingival de sujetos de periodontitis crónica de diferentes ubicaciones geográficas. J. Clin. Periodontol.31:996-1002.

  7. 7.Ha
    Haffajee, A. D., y S. S. Socransky.1994. Agentes etiológicos microbianos de enfermedades periodontales destructivas. Periodontol. 20005:78-111.

  8. 8.K
    Könönen, E., H. Jousimies-Somer, and S. Asikainen.1994. Los anaerobios gram negativos más frecuentemente aislados en muestras de saliva y subgingival tomadas de mujeres jóvenes. Microbiol Oral. Inmunol.9:126-128.

  9. 9.K
    Könönen, E., S. Paju, P. J. Pussinen, M. Hyvönen, P. Di Tella, L. Suominen-Taipale, and M. Knuuttila.2007. Estudio poblacional del transporte salival de patógenos periodontales en adultos. J. Clin. Microbiol.45:2446-2451.

  10. 10.↵
    Mager, D. L., A. D. Haffajee, y S. S. Socransky.2003. Efectos de la periodontitis y el tabaquismo sobre la microbiota de las membranas mucosas orales y la saliva en sujetos sanos sistémicamente. J. Clin. Periodontol.30:1031-1037.

  11. 11.Marsh
    Marsh, P. D. 2003. Son las enfermedades dentales ejemplos de catástrofes ecológicas? Microbiology149: 279-294.

  12. 12.Pi
    Pihlstrom, B. L., B. S. Michalowicz, and N. W. Johnson.2005. Enfermedades periodontales. Lancet366: 1809-1820.

  13. 13.Prem
    Premaraj, T., N. Kato, K. Fukui, H. Kato, and K. Watanabe.1999. Uso de técnicas de electroforesis en gel de dodecil sulfato de sodio y poliacrilamida para la diferenciación de Prevotella intermedia sensu stricto y Prevotella nigrescens. J. Clin. Microbiol.37:1057-1061.

  14. 14.Ready
    Ready, D., F. D’Aiuto, D. A. Spratt, J. Suvan, M. S. Tonetti y M. Wilson.2008. Gravedad de la enfermedad asociada a la presencia en la placa subgingival de Porphyromonas gingivalis, Aggregatibacter actinomycetemcomitans y Tannerella forsythia, individualmente o en combinación, detectada por PCR múltiple anidado. J. Clin. Microbiol.46:3380-3383.

  15. 15.Soc
    Socransky, S. S., and A. D. Haffajee.2005. Ecología microbiana periodontal. Periodontol. 200038:135-187.

  16. 16.Soc
    Socransky, S. S., A. D. Haffajee, M. A. Cugini, C. Smith, and R. L. Kent, Jr. 1998. Complejos microbianos en placa subgingival. J. Clin. Periodontol.25:134-144.

  17. 17.T
    Tanner, A.C., R. Kent, Jr., E. Kanasi, S. C. Lu, B. J. Paster, S. T. Sonis, L. A. Murray, and T. E. Van Dyke.2007. Características clínicas y microbiota de la periodontitis crónica leve progresiva en adultos. J. Clin. Periodontol.34:917-930.

  18. 18.Tel
    Teles, F. R., A. D. Haffajee, and S. S. Socransky.2008. La reproducibilidad del muestreo de curetas de biopelículas subgingivales. J. Periodontol.79:705-713.

  19. 19.Tim
    Timmerman, M. F., G. A. Van der Weijden, S. Armand, F. Abbas, E. G. Winkel, A. J. van Winkelhoff y U. Van der Velden.1998. Enfermedad periodontal no tratada en adolescentes indonesios. Datos clínicos y microbiológicos basales. J. Clin. Periodontol.25:215-224.

  20. 20.Tr
    Tran, S. D., and J. D. Rudney.1999. PCR múltiple mejorada utilizando cebadores genéticos 16S rRNA conservados y específicos de la especie para la detección simultánea de Actinobacillus actinomycetemcomitans, Bacteroides forsythus y Porphyromonas gingivalis. J. Clin. Microbiol.37:3504-3508.

  21. 21.Um
    Umeda, M., A. Contreras, C. Chen, I. Bakker y J. Slots.1998. La utilidad de la saliva entera para detectar la presencia oral de bacterias periodontopáticas. J. Periodontol.69:828-833.

  22. 22.van
    van Winkelhoff, A. J., B. G. Loos, W. A. van der Reijden, and U. van der Velden.2002. Porphyromonas gingivalis, Bacteroides forsythus y otros patógenos periodontales putativos en sujetos con y sin destrucción periodontal. J. Clin. Periodontol.29:1023-1028.

RESUMEN Investigamos si ciertas especies bacterianas y sus combinaciones en la saliva pueden usarse como marcadores de periodontitis. En 1,198 sujetos, la detección de múltiples especies, en lugar de la presencia de un determinado patógeno, en la saliva se asoció con periodontitis determinada por el número de dientes con bolsas periodontales profundas. La periodontitis, infección…

RESUMEN Investigamos si ciertas especies bacterianas y sus combinaciones en la saliva pueden usarse como marcadores de periodontitis. En 1,198 sujetos, la detección de múltiples especies, en lugar de la presencia de un determinado patógeno, en la saliva se asoció con periodontitis determinada por el número de dientes con bolsas periodontales profundas. La periodontitis, infección…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.